¡Nadie tiene que meterse en mis decisiones!

¡Que paciencia tuvo mi madre cuando era una joven! Pero la vida me enseñó que desde que abrimos nuestros ojos tenemos decisiones que determinar. Si analizamos las decisiones que hicimos hace años años atrás, podemos notar que ellas afectaron quienes somos, dónde estamos hoy o la situación que estamos viviendo.