8 CLAVES para MANEJAR los COMENTARIOS NEGATIVOS en las redes sociales de tu iglesia o ministerio | #ProfessorJRuiz

Hablemos con franqueza, eres el que manejas las redes sociales para tu iglesia o ministerio, y todos, incluyéndote, están contentos por el trabajo que estás realizando. Pero una mañana encuentras que tienes algunos comentarios negativos o inapropiados en las redes. Al inicio es normal que uno se asuste y no sepas cómo enfrentarlos o por el otro lado, nos incomodamos y deseamos contestarles todo y más. Sin mencionar, que hermanos bien intencionados de la iglesia, te escriben en directo sobre la situación, esperando que lo resuelvas prácticamente al instante con una varita mágica.

Vamos a aclarar unos puntos primero, antes de presentar las claves para manejarlos. Es importante resaltar que uno de los propósitos de las redes sociales es crear comunidad y esto conlleva comunicación. Todos sabemos que la comunicación es un arte que tiene los integrantes del que envía el mensaje, el código del mensaje y el receptor del mensaje. Digo que es un arte, porque el comunicarnos verbalmente muchas veces es un reto y tenemos problemas o somos malentendidos, ya te puedes imaginar la comunicación por escrito.

Definitivamente a nadie le gusta que hablen mal de uno, y si están haciendo comentarios negativos o equivocados de a quién representas, también nos incomoda. Entonces, ¿cómo enfrentarlos?

  1. Ante todo, orar para que Dios te dé la serenidad que corresponde. Estamos representando a una institución cristiana y como tal, debemos comportarnos.
  2. No tomar los comentarios personales. Recuerde que no es hacia tu persona, sino hacia quien representas.
  3. No ceder a la tentación de contestar o eliminar el comentario. Al eliminar el comentario sin manejarlo como corresponde, podemos dar la impresión que no toleramos comentarios distintos a lo que creemos; cuando deseamos que las personas den su opinión.
  4. Evaluar el tipo de mensaje. Si es una queja, desacuerdo, si es agresivo, si es legítimo, si la persona está mal informada, etc. De esta forma, puede determinar si es necesario contestar o no.
  5. Averiguar sobre la persona, a través de sus redes sociales. Buscar si pertenece a la misma denominación, si ha hecho comentarios anteriormente, si es su costumbre hacer comentarios negativos, etc. Esto te ayudará a determinar el tipo de persona que es.
  6. Consultar con tu líder. Presentar la situación y la información encontrada. Tu líder podrá determinar la línea a seguir al contestar. Es importante contestar lo antes posible dentro de lo razonable.
  7. Escribir la contestación fuera de las redes sociales. Esto ayuda a que se pueda revisar, corregir y no enviarse por error. Escribir lo más claro, profesional y en el amor de Dios. Cuidar el tono de la escritura, gramática, palabras que tengan varios significados, entre otros.
  8. Contestar por el mismo medio que está el comentario. A lo que me refiero es que si la persona escribió donde todos pueden ver el comentario, es el lugar para contestar. Siempre considerar colocarse en el lugar de la persona.
  • Dentro de la respuesta, debe incluir: Dependiendo del caso, “Lamentamos que usted se sienta así…”
  • Si es necesario, alguna disculpa y una solución.
  • Una invitación para seguir dialogando en privado o solicitar algún correo electrónico.
  • No enfrascarse en una discusión con la persona.
  • Si la persona no desea pasar a privado, y continúa con sus comentarios, notificarle con mucho amor en el Señor, que será reportado o bloqueado de la red.

Estas situaciones siempre dejan un sabor amargo, pero es parte de la responsabilidad que tenemos. Responder a comentarios positivos, es fácil, y de hecho, siempre debemos agradecerlos o darle un “like” a estos. Sé que es un trabajo enorme y que la mayoría de las veces, por no decir siempre, los que hemos o somos administradores de las redes sociales de las iglesias o ministerios, nuestro trabajo es de forma voluntaria. Sin embargo, si tomamos esta responsabilidad con seriedad, como que es para Dios, tendremos la oportunidad de crecer cuando pasamos por estas experiencias.

En cuanto a los hermanos que nos avisan y esperan que hagamos magia, les agradezco. No siempre se puede hacer la “magia” a la velocidad esperada, pero gracias a ustedes, por el trabajo en equipo, podemos lograr el continuar siendo de bendición para los demás.

#professorjruiz #redessociales #comentariosnegativos #trabajoenequipo

Fotografía por Tumisu de Pixabay

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.