Actitud positiva… ¡y a las pruebas me remito! (Spanish Edition)

¿De verdad la preocupación nos acerca a lo que no deseamos? ¿Es mejor solo que mal acompañado? ¿Nos enamoramos con el cerebro o con el corazón? ¿Existen pruebas de que cuando rezo por alguien o le deseo bien, cambia su vida favorablemente? ¿La actitud positiva y la negativa se contagian? ¿El sufrimiento se puede convertir en adicción? ¿Es verdad que la sobreexposición a las redes sociales afecta nuestra estima? ¿Nuestros pensamientos influyen para preservar nuestra salud y nuestra juventud?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.